¿OS ACORDÁIS DE CICONIA?

MySpace Layouts

 

 

El dia tres de marzo (se pasó, justo en un mes, del día de San Blas), nos escribió una carta preciosa. Si ya no la recuerdas, coge el ratón y rebobina… 
 
Bueno, anda!!!: Te voy a facilitar la labor: pincha en este enlace, y zas!!!: irás directamente a la carta de Ciconia:
 
 
En quellos días, "Ciconia Ciconia", tuvo una "ágria polémica" con la dirección del periódico La Crónica de León: "Por favor, si ustedes quisieran publicar mi carta!"… – "Uff, es usted un poco larga; por las patas, zancuda!;  y por el pico…  y de pico picotudo, y picante… Tendrá usted, Ciconia, que decir la mitad de lo que dice…"-  Pues, lo tienen ustedes claro!. Ni hablar!. Ni dejar de machacar el ajo… Pues no faltaba más!"
 
Hoy, este mismo periódico, sin pedir entrevista a la Ciconia de la carta, se pone a hablar de ciconias, primas segundas de Ciconia Ciconia… Qué más da!  Ciconia, la auténtica "cigüeña blanca" leonesa, (y de San Miguel de Escalada de adopción), sigue por allí,  y por aquí : erre que erre. – "Ni puto caso, hirundina… No les hagas ni puto caso!  No!"
 
Ciconia, al fin y al cabo, es "buena gente", y me permite que cuelgue aquí el reportaje del susodicho diario leonés…  "Pero, "ojo por ojo, y diente por diente" – me dice, la cabrona, –  "Les cuentas las palabras, y los gestos… y hasta los silencios, que son signos de ignorancia o de impericia,  y les pones sólo la mitad… ni una palabra más!!!
 
Bueno, pues a ello… Que yo tengo un respeto – casi temor – a Ciconia!!!.
Casi tanto como a la madre que me encargó… Porque , ya lo sabéis,  ¿no?:  a mí, me trajo una cigüeña,  desde Paris.
 
"La proliferación de vertederos permite a León disfrutar de la cigüeña blanca durante cualquier estación del año".
 
LEON.— Desde tiempo inmemorial gozan del favor del pueblo. Si hacemos caso de la mitología popular todos somos originarios de París, desde donde llegamos en paquete express al abrigo de las cigüeñas. Esta arcaica creencia, que tiene mucho de ficción y nada de realidad, se da la mano con un refrán no menos divulgado: «Por San Blas, la cigüeña verás».

Pero no hace falta aguardar al mes de febrero, época en que se supone que regresa de los lugares de invernada en el Africa subsahariana, para ver en lo alto de cualquier iglesia, edificio o árbol a varios ejemplares de esta especie. Los hábitos migratorios de la ciconia ciconia, nombre que designa a la cigüeña blanca, han cambiado y León puede dar fe de esta aseveración.

Son muchas las cigüeñas que se resisten a abandonar sus moradas leonesas y no hay más que darse un paseo, hablando de la capital, por la Catedral, por la iglesia de la Plaza Santa Ana o por cualquier arboleda a orillas del río Bernesga para localizar nidos en cualquier época del año. «Esta especie no tiene problemas de conservación y pasa por una situación muy próspera. Han disminuido notoriamente los vuelos migratorios hacia Africa y ahora existe un mayor sedentarismo gracias a la dependencia absoluta de los vertederos». 

Ciconia está sobrevolando el pueblo, el monte, la ribera… 

Majestuósamente: como una reina. No mueve apenas las alas. Sólo un levísimo giro de pescuezo a la derecha.  Displicente…

Se nota que disfruta, la c…  – la puñetera, digo.

Déjala, déjala… 

 

(Alfredo Escalada/23.04.2mil6)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s