SAN FROILÁN Y EL LOBO

 

MySpace LayoutsEste es el lobo "domesticado" de San Froilán…

 

 
 
 
¿Has pinchado en este enlace?
 
Imagínate en Valdorria,
 ese pueblecito leonés de la montaña del Curueño,
 escondite bendito de San Froilán…
 

Hoy es San Froilán. Patrón de León; y festivo,¡pues!…

Cuenta la tradición que la ermita de Valdorria fue construida por San Froilán, y sobre ella se ha tejido la tela de una emotiva circunstancia legendaria. Las piedras eran acarreadas por el ermitaño, ayudándose de un "burrín". Por aquellos "andurriales" aúllan insistentemente los lobos feroces, y uno de ellos mató al borriquillo de Froilán. Entonces, en castigo, el Santo amonestó a la alimaña y le hizo cargar con el serón y las piedras, en interminables viajes, hasta finalizar la edificación del cenobio. ¿Digo cenobio?… Bueno, yo diría mejor que era, – y es- una "ermitina".

Esta leyenda se halla cincelada en bronce en una de las puertas del santuario de la Virgen del Camino. Es la puerta situada en la pared opaca que corre a lo largo de la vera de la carretera: la puerta de la izquierda. Allí está San Froilán con su báculo episcopal; y tiene las narices brillantes, porque "to´dios" que pasa le tira de ellas, creyendo que tal hecho trae suerte, y así este Santo atiende las más peregrinas peticiones. Esta es otra leyenda popular del siglo XX, que gozamos los leoneses con mantenerla por muchos años del siglo XXI. En la citada puerta está grabada también la Catedral de León, de la que fue Obispo San Froilán; el santo eremita en su cenobio orando ante una calavera; y el lobo redimido, cargado con el serón y las piedras.

Hace ya muchos años, siendo mi hijo primogénito "pequeñín", nos trasladamos por motivos de trabajo de Madrid a León. Yo tomé la delantera a mi mujer, y nos vinimos mi hijo y yo, con los abuelos, nueves meses antes que ella, que tuvo que esperar un turno de tralados. Recuerdo que mi hijo tartamudeaba una respuesta simpática, cuando alguien le preguntaba por su madre: "Mamá vive en el tren"… Era el lugar de los encuentros tiernos, y de las despedidas dolorosas de la madre, todas las semanas.

Pues, en esa larga temporada de despego, muchas veces el niño subía de nuestra mano al santuario de La Virgen del Camino, y le tiraba de las narices brillantes a San Froilán, mientras le repetía, chapurreando: "¡A ver si viene mi mamá… Y pronto, pronto!"

Y mamá vino a su lado. Desde luego, San Froilán es un santo ¡de narices!. ¡Y de narices bien brillantes!

http://recursos.cnice.mec.es/bancoimagenes/contenidos/sonidos02/CD07/mp3/sim633.mp3

¿Has vuelto a pinchar en este enlace?

Los frailes dominicos del Monasterio de La Virgen del Camino

han comenzado a cantar la Salve… 

 

(Alfredo Escalada/05.10.2mil6)

¡Cuidado con el chiste gráfico!:

 blog layouts

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s