EL ARCA DE NOÉ

 

Arca de Noélayout for myspace

– "Yo estuve con Noé cuarenta días y cuarenta noches… ¡sin dormir!"

 

"Producciones Escalada" presenta:

 "El hombre y la tierra"…

Pica en este interruptor:    

    http://www.youtube.com/watch?v=MlXg0Zxx01I 

… 

Sigo hablando de El Beato de San Miguel de Escalada, de Magio.

Antes de terminar el Libro II, Magio se convierte en biólogo. Es un "Rodríguez de La Fuente" del siglo X. Y hasta se sale del guión, (quiero decir: del texto de la historia), que había dejado escrito Gregorio, obispo de Elvira. Este "Félix" nos pinta un arca que se sale de todas las normas. La suya es como una casa ingenua, de cuatro pisos y una buhardilla; repleta de bichos, conocidos e ignotos.

10

En el vértice del tejado una paloma de oro lleva en el pico una rama del árbol que el pintor dibujó a la derecha de la nave salvadora. Este parece como si fuera el silvar (serval de los cazadores), que ahora tenemos delante del Monasterio. En sus ramas descansa, serena, una preciosa águila.

En la buhardilla están Noé y su familia. Acompañan a Noé, (¿solo, viudo?), tres parejas. Y en los dos rincones: dos pajarillos, que bien podrían ser golondrinas, aunque coloridas y vistosas.

En el cuarto piso, cuatro aves más gordas: un gallo de Teresa, una gallina clueca, un pavo menospreciado, y una pava azul, sumisa. A la derecha, en el mismo nivel, pero en compartimento separado, una liebre o conejo comparte jaula con dos enrevesadas víboras o culebras.

En el tercer piso, bajando: un ternero azul, un carnero ocre, un cabrón alocado, un mono erecto, y un agazapado gato gigante que repite el azul extraño del ternero.

Bajando al segundo piso: un león violeta, con el rabo presumido y los ojos inquietos; un toro enamorado de la luna; y dos perros burlones y juguetones.

En el piso principal: un elefante parece que haya robado el traje a la jirafa, que se esconde detrás de él; una llama, un caballo (otra vez azulete), un bicornio, y una vaca sagrada, vomitando.

Afuera, a la izquierda del arca, – al lado opuesto del silvar -, un cuervo negro está devorando el cadaver de un ahogado, que fué un expulsado de la Iglesia.

¡Qué gran biólogo y divulgador fue Magio!. Hoy podría dibujarnos algo parecido, mirando en derredor del Priorato:

Monte:

Corzos, jabalíes, lejanos lobos, liebres, conejos, topillos, ratones, musarañas, garduñas y raposos. Grajillas, cuervos, urracas, alondras, perdices, pardillos, currucas, escribanos, jilgueros, milanos, aguiluchos, abubillas. Lagartos, víboras…

Vega:

Truchas, barbos, escallos, bogas, (ya no hay cangrejos, ay); nutrias, pollas de agua, desmanes, tejones, turones. Ruiseñores, zarceros, herrerillos, verderones, lavanderas, mirlos, gorriones, golondrinas, vencejos, murciélagos, carboneros. Culebras de agua, lagartijas, ranas de San Antonio, salamandras, sapos, erizos… Y palomas en las cuestas del campanario. Y encima de las campanas: la cigüeña, ¡que ya está con nosotros este año nuevo!

Os invito a ver un capítulo de "El hombre y la tierra", en Escalada.

Y ahora, un vídeo hermoso, (también sobre "el hombre y la tierra"). Empieza un poco enigmático y apocalíptico…

                   

  Película … 

 

 
 
Infinito

(Alfredo Escalada/03.01.2mil7)

  :  

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL ARCA DE NOÉ

  1. Alfredo dijo:

     

    Fui obispo de Granada en la segunda mitad del siglo IV. Escribí un tratado sobre la fe, sobre el Cantar de los cantares, arca de Noé. Usé un lenguaje sencillo, me esmeraba en preparar los sermones, y en hallar un sentido espiritual a mis palabras. Predicar es un deber, un acto de caridad. Tuve una gran preocupación por preserverar la fe del error. Casi todos mis sermones explican textos del Antiguo Testamento, les dedico mayor atención porque presenta mayor dificultad. Otra razón es que en el Evangelio no aparece nada improvisto que no aparezca en el AT, en la ley y los profetas. La sombra no existe sin el cuerpo, tampoco Cristo sin la Ley, ni esta sin Cristo.
    En "De doctrina cristiana" hablé de los sentidos de la Escritura. En "Sobre la catequesis de los principiantes" escribí sobre la catequesis y la enseñanza. La Sagrada Escritura a veces es oscura, hay que clarificarla en la exposición. Consideré importante que el predicador viva lo que dice, sea orante antes que parlante.
    El secreto del buen catequista es predicar con alegría, a los catecúmenos. Es mejor hablar a Dios de ellos, que a ellos de Dios, en caso que no les entiendan. Dios ama al que da todas las cosas con alegría. Incluso la doctrina.
    La Iglesia me venera como santo el día 24 de abril.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s