IN MEMORIAM

Myspace layouts

Víctimas leonesas.

No existe listado oficial de víctimas leonesas, por lo que pueden ser más de las que aparecen en esta página.

 

José Rodríguez de Lama.

Guardia civil. Asesinado el 11 de noviembre de 1978 en Villarreal de Urrechua.

Victorino Villamor González:

Guardia civil. Asesinado el 2 de febrero de 1980 en Bilbao.

Dionisio Villadangos Calvo.

Policía nacional. Murió el 15 de mayo de 1980 en San Sebastián, víctima de un atentado.

José Manuel García Mencía. Guardia civil. Asesinado por ETA en la estación de Irún el 29 de diciembre de 1982.

José Antonio Álvarez Díez.

Policía nacional natural de Tremor de Arriba. Asesinado en San Sebastián. 15-3-1986.

Juan José Calvo Herrero.

Guardia civil. Murió en Madrid el 14 de julio de 1986.

Milagros Ámez Franco.

Falleció en el atentado de Hipercor en Barcelona. 1987.

Gregorio Caño. Chófer. Murió en San Sebastián el 29 de junio de 1989.

José Angel Alvarez.

Guardia civil. Asesinado por ETA el 6 de octubre de 1989 cuando paseaba de paisano por Donostia.

Ignacio Pérez Álvarez.

Murió el 31 de enero de 1990. Era natural de Astorga.

José Luis Luengos Martínez.

Trabajador de Telefónica. Murió en Rentería el 29 de septiembre de 1992.

Juan Benigno Villalobos Blanco. Falleció en un atentado el 28 de abril de 1994 en Trápaga (Guipúzcoa).

Luciano Cortizo.

Militar. Falleció en León el 22 de diciembre de 1995.

Javier Gómez Elósegui.

Psicólogo de la cárcel donostiarra de Martutene. ETA le asesinó en 1997.

Máximo Casado.

Funcionario de prisiones. Murió en Vitoria en 2000.

 (Fuente: La Crónica de León/11.03.2007)

 

No quiero ni asomarme siquiera a la mente enfermiza de los terroristas para buscar algún motivo irracional de la muerte de sus víctimas. Podrían poner sinrazones comos esta: "Era un represor" (policía, guardia civil, funcionario de prisiones, soldado español invasor…)

¿Y Milagros (Milagros Ámez Franco), qué era?. Primero: Tuvo la culpa de ir a comprar en Hipercor de Barcelona. Y segundo: de apellidarse, de segundo, Franco.

¿Y Gregorio (Gregorio Caño), qué era?. Era conductor, chófer. Ni siquiera sabía que en Inglaterra se puede conducir, y se conduce, por la izquierda.

¿Y José Luis (José Luis Luengos Martínez), qué era?. Era trabajador de Telefónica. Ah, claro: una empresa española invasora, en Rentería.

¿Y Juan Benigno (Juan Benigno Villalobos Blanco), qué era?. Era un anónimo. Cualquiera.

Para nosotros, los que tenemos las manos blancas, y la mirada clara, y la esperanza abierta, y el olvido fácil, todos, todos, todos… eran Pepe, Vitis, Juanjo, Goyo, Milagritos, Chano…

Y los autores… unos represores innombrables.

 

Por todos, todos, todos, entono un Miserere… pica en este enlace:     http://www.upv.es/coro/victoria/voces/Miserere-s.mid   

 

(Todos, todos, todos, todos, todos, todos, todos…/11.03.2mil7)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a IN MEMORIAM

  1. file 0285 dijo:

     Buenos días, Alfredo y lectores de tu página:
     
    Faltaría más, ante tanta barbarie de estos incontrolables y cobardes miembros de ETA, que solo siembran desgracias en familias, – en la mayoría de los casos -, humildes trabajadores, y aún sin ser humildes ¿quién tiene derecho a quitar la vida a otro ser humano? Solo puedo apoyar tu comentario de hoy y rubricarlo.
     
    Un abrazo.

  2. Alfredo dijo:

    In memoriam:
     
    Menos mal que la vida sigue… y el humor de Tip y Coll:
     

     

     
     

  3. Alfredo dijo:

    11-M y tantos otros pequeños 11-m- IN MEMORIAM.
     
    Para "entenderse" con los ciudadanos hay que utilizar el mismo idioma, o, al menos, uno que sea comprensible por los interlocutores. Parece lógico pensar que,  con los terroristas de turno que  utilizan el idioma de la dinamita y  el tiro en la espalda, " no "  podamos entendrenos con el lenguaje de la democracia.
     
    PD: ¿Alguien me puede explicar como las condenas de 500 años de carcel se transforman en  5 años, luego  quedan en 3, de los que se cumple la mitad o menos,y el resto ni se sabe?….En el supermercado, a lo sumo si pagas dos llevas tres, pero lo de cumplir un año de pena y quitar cien de condena se sale de todo marketing.
    Y con este punto tan dificil de entender para mi , y que conocen tan bien los terroristas, es lo que hace que se presenten en los juicios risueños, alegres  y desafiantes, y por supuesto, sin el menor indicio de arrepentimiento. Son heroes para sus seguidores.
    No hay temor de Dios, ni de Allah, ni al castigo, ni a la pena y menos a las leyes que tanto les favorecen.
    Yo pienso que es hora de que,  a quien corresponda, proponga un cambio de las leyes para evitar tener que seguir escuchando aquello de que la "justicia es un cachondeo".
    De las victimas terroristas, a cuya interminable lista León a contribuido más que generosamente, nos acordamos casi todos, casi todos los dias; especialmente en los aniversarios,  porque visto lo que vemos en los juicios da la sensación que las victimas lo son también del sistema.
     
    s.m.lin

     

  4. Alfredo dijo:

    Dossier de prensa: Diario de León:
     

    Marco Romero/Diario de León/11.03.2007
    Son gente corriente, ambos hijos de leoneses del Órbigo y del Páramo que emigraron hace años a Madrid en busca de una oportunidad. El 10 de marzo de este año, Antonio Miguel Utrera Blanco, de 19 años de edad, aún tenía planeados los próximos cuatro años de su vida; hoy se siente «un títere». María Alonso Lobato, de 30, era una prometedora restauradora de arte y ahora teme no poder subir jamás a un andamio. Detrás de la matanza de Madrid ocurrida hace ocho meses han quedado muchos muñecos rotos, a quienes su presente se les ha retorcido en una continua lucha por la vida. Han sido 253 días mitad sufrimiento, mitad supervivencia. El testimonio de las dos víctimas leonesas del 11-M es desgarrador, pero también un ejemplo de valor hercúleo contra las secuelas que arrastran. Antonio nació en Madrid. Su padre, Antonio Utrera, es sevillano, y su madre, Eloína Blanco, astorgana. Los tres viven en un bajo de la población periurbana de Ajalvir. El joven, hijo único, estudia Historia en la Universidad Complutense. De la funesta mañana del 11 de marzo recuerda muy poco: «Sólo tengo memorizado que el vagón se llenó de humo blanco, que salí rápido y que enseguida llamé a mi madre con el móvil para decirle que aquello era un atentado». «Avancé -agrega- y me apoyé en un muro que había junto a las vías. Rápidamente llegaron los camilleros y me trasladaron hasta el hospital de campaña. Allí perdí el conocimiento. Cuando desperté ya estaba en la UCI del Gergorio Marañón». Secuelas físicas «Ocho meses más tarde me falta mucho por conseguir», confiesa Antonio Miguel. Es un joven muy especial, lo dice su mirada y sus palabras. Una gorra esconde la cicatriz de una operación frustrada para implantarle parte del hueso craneal que perdió durante la explosión. Padece, además, una hemiplejia parcial que limita sus movimientos y ha sido sometido a varias intervenciones para eliminar dos coágulos de sangre en el cerebro. La onda expansiva que se extendió por el vagón también le perforó el tímpano de un oído y le provocó sordera en otro. La nueva agenda Es jueves. Han pasado unos minutos de las diez de la mañana y una ambulancia recoge a Antonio para llevarle al Hospital Gregorio Marañón, donde sigue su terapia de rehabilitación para conseguir movimientos voluntarios en las extremidades izquierdas. En diciembre tiene la esperanza de que una operación zanje su problema de la cabeza y en marzo, si todo marcha bien, se le colocará un sonotone para devolverle el oído. Por las tardes estudia apuntes que le pasan los compañeros de carrera -«se están portando mejor que nadie»- y escribe poesía. «Lo de ahora es más alegre que lo anterior, más optimista. Es muy paradójico, sí», reflexiona. Tanto le ha marcado este hecho que su próxima historia empieza en un hospital. «¿Que cómo ha cambiado mi vida? Pues mira, antes salía y ahora me sacan. Tengo unas ganas inmensas de andar y de hacer cosas. Cuando fue Irene Villa a verme al hospital me advirtió que eso era lo que me iba a pasar. Y ahora siento que cuando los medios cuentan algo del 11-M hablan de mí, que yo soy la noticia, pero tampoco me obsesiono con seguir todo lo relacionado con los atentados», explica. …La restauradora El proceso de recuperación de María Alonso Lobato ha sido mucho más rápido, dada la levedad de sus lesiones en relación a las de Antonio Miguel. María es hija de Roberto Alonso Gutiérrez, de San Miguel del Camino, y de María Lobato Valdueza, de Benavides de Órbigo. Residen en la población madrileña de Santa Eugenia. El 11 de marzo María había tomado el tren que explosionó en El Pozo. Se dirigía a la facultad de Farmacia, donde trabajaba como restauradora de arte en la biblioteca. Cuando despertó del impacto, un anónimo ya la había sacado del vagón destrozado. «Polvo, gente tirada y calor», es lo poco que recuerda de aquella mañana. La trasladaron al Hospital 12 de Octubre y allí permaneció ingresada una semana. El accidente se cebó en su espalda. «La vuelta a casa fue muy dura. No me podía mover y tenía todo el cuerpo dolorido», recuerda. Así estuvo durante un mes, con un collarín como aliado de sus secuelas. Las revisiones médicas fueron desviadas a su mutua y en pocas semanas María ya estaba de nuevo trabajando. Hasta que pudo, porque su contrato finalizó tiempo después. Desde entonces, día sí, día no se pasa las horas entregando currículos y buscando un empleo. Le encantaría que fuera en León, donde se encuentra una abuela. Pesadillas sin relación María dice haber superado los acontecimientos sin grandes problemas, aunque todavía hoy arrastra los efectos psicológicos de la masacre. «No tengo imágenes ni pensamientos relacionados con el atentado, pero desde entonces tengo pesadillas que no tienen nada que ver con eso. Antes jamás me acordaba de mis sueños». «A veces -comenta- es como si no hubiera estado allí». Abunda y matiza: «No guardo odio contra los terroristas porque no me lo tomo como algo personal contra mí. Respecto al terrorismo, pienso lo mismo que todos, pero no es un rencor obsesivo». Cuando María enciende la televisión no cambia de canal si lo que aparecen son imágenes de los atentados. «Si sale algo y si me interesa lo veo. Vi, por ejemplo, el vídeo de Atocha y no me sentí peor». Esta prometedora restauradora de arte afronta su futuro con miedo «a no volver a subir más a un andamio» como consecuencia de las secuelas que el 11-M dejó en su columna. Pero si hay ganas de luchar en algún lugar, en ese sitio viven Antonio y María.

    Poemas de Antonio: antes y despues…
    Esperanza dormida
    EL OLVIDO, 22 DE AGOSTO DEL 2002
     Tengo la esperanza dormida que es como menos la gasto. Espera, entre flores de helecho, el amor que innumerables veces ha imaginado. Tengo la esperanza dormida entre veintidós columnas de alabastro. Espera un beso que la despierte y haga realidad sus sueños de barro. Tengo la esperanza dormida que es la parte de mí que aún no se ha despertado. «Aquí te mando estos dos poemas», responde Antonio en un e-mail a la petición de este periódico. « Esperanza dormida es un poema perteneciente al antes, libre y cortito amén de desesperado y desesperanzado». «Por otra parte -continúa-, te mando Ofrenda a la esperanza , un poema del después, donde clamo y ruego a la esperanza, ahora que es cuando más la necesito». «En estos dos poemas se ve claramente mi cambio y cómo los atentados han sido la causa de este fenómeno ».

    Ofrenda a la esperanza
    EL OLVIDO, 8 DE OCTUBRE DEL 2004
     Te canto, esperanza, esperanza mía, porque me traicionas y me redimes. Te canto sin temor a que me times, robándome la vida y la alegría. Confío en ti pues confío en la utopía, abandonándome así a lo que venga. me aferro a ti te tenga o no te tenga, dando por cercana tu lejanía. Te estoy esperando, esperanza bendita, porque esperarte era lo que yo quería. pues al fin la ausencia no fue infinita. Te estaba esperando, y no lo sabía, tras mi espera abnegada e inaudita. Tú eres mi esperanza, esperanza mía.
     …..
    ………………………………………………………………..

  5. Unknown dijo:

    !Hola Alfredo ", gracias por enviar esta página " in memorian " de los fallecidos leoneses por la barbarie terrorista y la asquerosa barbarie etarra. Sí el primero que nombras. JOSE GONZALEZ DE LAMA, fué compañero mío en La Virgen del Camino,hizo un curso de promoción interna y fue destinado a eso que dicen "el país vasco ", allí murió en un horrendo atentado . Era sobrino del conocido sacerdote y escritor , fallecido hace ya bastante años , D. ANTONIO GONZALEZ DE LAMA , antiguo director del "Diario de León ", fundador de la revista literaria "Espadaña ,supongo le verías alguna vez por la plaza de la Catedral en nuestros años cuando veniamos del " menor " al " mayor "Vivía , el sacerdote me refiero , en una casa próxima a la Catedral, hacia la carretera de "Los Cubos,donde habrás visto la placa que hace mención . A la esposa de JosÉ  Gonzalez de Lama , aunque no me conoce,la veo frecuentemente por León y naturalmente me recuerda una y otra vez el "atentado " A esa triste relación que mencionas,falta al menos otra persona ,aunque a ésta última,llamado ANGEL no lo conocí, fallecido también en atentado terrorista de ETA en el país vasco    aunque sí a dos hermanos,tambien compañeros míos en La Compañía de Reserva de la Guardia Civil de La Virgen del Camino;en este momento no recuerdo sus apellidos para poder incorporarle a la "triste lista ". En fin Alfredo, nada más, las palabras sobran, gracias de nuevo y hasta una próxima comunicación. Un saludo a todos los que comparten este sentimiento. lorengh

  6. Unknown dijo:

    Alfredo, ya te he  enviado mi comentario y dando vueltas a la cabeza,recordé los apellidos del que te decía que faltaba en la "triste lista". ANGEL RETAMAR NOGALES, guardia civil, leonés, fallecido en atentado terrorista en una localidad del país vasco   que ahora no recuerdo, hacia el año 1974, aproximadamente. Mi más sentido recuerdo para él y para todos.

  7. Alfredo dijo:

     
    Una puntualización, amigo lorengh:
    Yo creo que estás un poco confundido. Mirando hemerotecas he descubierto esto:
     

    Ángel Retamar NogalesEl guardia civil Ángel Retamar Nogales había nacido en Palomas (Badajoz) y falleció en Zarauz (Guipúzcoa) el 3 de noviembre de 1980 a los 26 años. Estaba casado y era padre de dos hijos.

     

    Ametrallado en un bar junto a 4 personas más: Ángel Retamar fue víctima de un atentado en el que murieron cinco personas. Un comando de ETA entró en un bar de Zarauz con metralletas y acribilló al grupo de guardias jóvenes que se encontraban allí. Hasta 60 casquillos de bala se encontraron en el lugar. En el ametrallamiento resultaron heridos otros guardias y varios civiles, que se encontraban en la barra del bar. Uno de los civiles falleció.
    Quizás vivió y trabajó en León; no te lo discuto… De todos modos, ¿qué más da?.  Ha sido otra víctima de la barbarie…
    Saludos, 

  8. Alfredo dijo:

    Termino la jornada, triste, forzósamente triste, cargado con la nostalgia de la música de Pau Casals "El canto de los pájaros"…
    Lluis Llach, desborda la nostalgia… Escuchad: 
                                                                           http://www.youtube.com/watch?v=fI4T-h1RAw8&mode=related&search=
     
    Hasta mañana!!!
     

  9. Unknown dijo:

    esto no lleva buen camino, y nos tiene que hacer reflexionar. Es verdad que hay que mirar hacia el futuro, pero no se puede olvidar la historia real que demasiadas veces no es la que nos han contado. No se puede olvidar que lo que tenemos, aunque a los que lo disfrutamos, no nos ha costado mas que sudor y lágrimas tambien ha costado sangre a otros, y a sus deudos son los que tenemos que apoyar, no olvidar, pero se le revuelve a uno el alma al ver como son utilizados por unos y por otros para sus fines.
     

  10. Alfredo dijo:

    Tienes mucha razón, sin nombre.
    ¿Sería mucho pedirte que firmaras de alguna manera, para poder reconocerte, y saludarte?
    De todos modos, ¡gracias!
     
    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s