LA LENGUA DE LAS CAMPANAS

                                            

                Cigueñas [1]..                                                                  campana monjas gradefes

               Cámara   Torre del campanario de La Vega de Los Árboles                          Cámara Campana del Claustro de las monjas de Gradefes
 
                                                         
Nuestro amigo Manuel, de La Vega de los Árboles, me escribió hace unos días un correo. Algo como esto:

    De mis cintas de casette he rescatado esta grabación deficiente e incunable del volteo de campanas de La Vega un día de San Roque de los años 70.  Ni la cadencia ni el rítmo aquí registrados se parecen al virtuoso de los hijos del tío Román, en especial Facio y Sidoro. Pero al menos, nos queda ésto…

Yo le prometí una sorpresa, de regalo y de regreso…: publicarlo en este blog… A cambio de que él, o alguno otro, nos hiciera un texto más entrañable como pretexto.

Unos días más tarde, Manuel se salió por la tangente, y me escribió así:

  Y tal como te prometí ayer, también te adjunto una valiosa oda a LAS CAMPANAS DE LA VEGA que el otro día por azar encontré entre mis desordenados papeles. Se trata de un escaneado del original hecho con Hispano Olivetti. El autor es Pedro Neftalí de la Varga Blanco, también hijo de La Vega y, como catedrático de literatura que ha sido en Instituto de Gijón, va a relatar, mucho mejor que lo pudiera hacer yo, el protagonismo que las campanas tenían en la vida del pueblo. Ayer hablé con él para ver si daba el placet a su publicación en Internet y, sorteando el pudor que toda publicación propia supone a determinadas personas, me dijo que tratándose de ti y de mi, lo hacía de mil amores. Es una persona muy documentada sobre la comarca y La Vega en especial…

Yo soy muy respetuoso con la gente, y con las cosas que dice esta buena gente. Por eso, voy a intercalar aquí mismo el escaneado del texto original, tal y como me lo ha mandado Manuel. Haciendo un pequeño esfuerzo se puede leer completo. Y si le pedimos ayuda a la lupa del ordenador, puesta encima de los versos, hasta nos ahorramos el esfuerzo.  Para los más cómodos y perezosos, siempre habrá alguna alma buena que se digne a escribir la oda entera en "comentarios". ¡A esperar toca! 

 

Oda a las campanas de LA VEGA       

De todos modos, como un pequeño aplauso mío, os transcribo el detalle de unas estrofas:

  Tocan al Angelus, tocan

a la misa mañanera,

a la doctrina, al rosario,

al "ganau" de la vecera,

a las ánimas, a gloria,

a boda, a bautizo, a quema,

a peligro de riada,

a concejo, a hacendera,

a cabildo, a rogativas,

o a conjuro de tormentas…

 

De cuando en cuando un tañido

cadencioso y lento quiebra

con su llanto lastimero

la dulce paz de la aldea…

¡Tocan a muerto!…

Y nos hiere

el vacío de una ausencia…

        Pues, bien!: mi sorpresa y mi regalo – A Manuel, a Neftalí, a todos los de La Vega de los Árboles… y a vosotros – 

es este diaporama modesto:

    

   
Película   …                                                                         
 
Y para todos también, pongo en enlace a una entrada añeja de este blog mío, que habla acerca de
 
 
 
 
BombillaBombilla 
Bombilla  
 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA LENGUA DE LAS CAMPANAS

  1. Alfredo dijo:

    Como podéis ver, no hemos tenido que esperar mucho para leer, limpia, completa y clara, la Oda de Neftalí:

    Y CALLARON LAS CAMPANAS

     La tibia noche de agosto
    adormecida, serena,
    sintió un tenso escalofrío
    cuando presenció la escena
    Envuelta en tenues celajes
    la Madre Naturaleza,
    al ver la cobarde hazaña sintió rubor y vergüenza.
    Solo fueron sus testigos
    el silencio y las estrellas.
    Las dos campanas hermanas
    -dos, la grande y la pequeña-
    quedaron mudas de espanto
    y rumiaron su ira opresa
    ante la agresión salvaje
    de aquellas manos siniestras
    que cercenaban sus voces
    siempre antiguas….siempre nuevas…
    Campanas, nobles campanas
    esas campanas de Vega
    de los Árboles…
    Campanas,
    Que han sido de su existencia
    Secular recios vigías
    Desde su atalaya pétrea.
    Con desvelo maternal
    Se han confundido con ella
    En sus goces y alegrías
    En sus llantos y tristezas.
    Han desafiado los hielos
    Invernales, las tormentas,
    Los vientos huracanados,
    "las calores" veraniegas.
    Las dos campanas hermanas
    Se han mantenido impertérritas
    En jornadas luminosas
    O en días de densa niebla,
    En embriagueces de lunas
    O en nocturnales tinieblas;
    Cuando acaricia la brisa,
    Cuando llueve o cuando nieva.
    Siempre ligando sus vidas
    A la vida de La Vega…
    Esas campanas airosas
    Que han tejido la leyenda
    De este pueblo, con el ritmo
    Metálico de sus lenguas.
    La leyenda cotidiana
    De campesinas vivencias
    El sonar de esas campanas
    Fue familiar en la aldea;
    Se adivinaba el lenguaje
    En sus variadas cadencias.
     …Tocan al Ángelus, tocan
    a la misa mañanera,
    a la doctrina, al rosario,
    al "ganau" de la vecera
    a las ánimas, a gloria,
    a boda, a bautizo, a quema,
    a peligro de riada,
    a concejo, a hacenderá,
    a cabildo, a rogativas
    o a conjuro de tormentas…
    De cuando en cuando un tañido
    Cadencioso y lento quiebra
    Con su llanto lastimero
    La dulce paza de la aldea…
    -¡tocan a muerto!-
    Y nos hiere
    El vacío de una ausencia.
    Pero el anuncio gozoso
    De domingos y de fiestas
    O de eventos imprevistos
    Se repite con frecuencia:
    Es "voleo" de campanas
    -de la grande y la pequeña-,
    un "voleo" compasado
    de sus dos voces señeras
    -bronce y cristal hermanados-,
    que, clamoroso, resuena
    en las calles, en el campo,
    en las densas arboledas,
    en las márgenes del río
    y en los flancos de La Cuesta…
    Campanas, nobles campanas
    Las campanas de la Vega;
    Ayer alegres, festivas,
    Y hoy enmudecidas, yertas,
    Sumergidas en un sueño
    De añoranzas y tristezas…
    Campanas que eran de todos
    Y a todos huérfanos dejan
    De ilusiones, de alegrías
    O de vetustas querencias…
    En una noche de agosto
    Se agostó su primavera
    Perenne… Porque unas voces
    -crueles en su inconsciencia-
    cantaron ébrias el triunfo
    de su sacrílega gesta…
    …Arrancaron sus badajos
    y se los llevaron…
    Queda
    Así truncada y difunta
    La arrazón de su existencia.
    SE CALLARON LAS CAMPANAS…
    Cuerpos sin alma quedan….
    ¿Volveremos a sentir
    en nuestra querida aldea
    la alegría de sus voces
    siempre antiguas… siempre nuevas…?
    Agosto de 1999
     ………….
    M.R.O.
    ,,,
     
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s