ROMANCE DE LA LOBA PARDA

 

 

lobo

  

"La canción de La Loba Parda"

Es este un romance tradicional pastoril, extendido por toda España. Principalmente por tierras de trashumancia entre Extremadura, León, Asturias y Cantabria…
Podría haberlo enfocado de muy diversos modos. Todos interesantes. Pero he querido traer aquí un "ramillete" de versiones escritas de este romance popular, que se esparce por toda España, de norte a sur, y de oriente a poniente. Y adornarlas con tres versiones cantadas. Sin más estudios y comentarios rimbombantes. Son algunos ejemplos. Seguiré buscando más "lobas pardas"…

Aunque esto sea repetición de algo que ya escribí en este mismo cuaderno, quiero decir que es nuevo, como una noria. Los canjilones son los mismos, siempre girando, girando. Y el pobre burro que trabaja. Pero el agua que nace en el fondo, que sube en la noria, que salpica besos de plata y que se esparce en los regatos para empapar la tierra, esa es siempre nueva. Igual que el agua del río, "panta-corriendo", como decía el filósofo griego (panta rei: todo corre, todo pasa, renovando). Ni siquiera es el mismo, el mismo burro pobre que bebe el agua…  

Lo traigo de nuevo aquí, en homenaje a la Feria de San Blas, en Gradefes, que se va a celebrar en este fín de semana. El sábado tienen una conferencia, o charla, acerca de la trashumancia. Que sirva este comentario en honor a los pastores. Y a los cantores de las tradiciones populares.   

……………………………………………………………

Versión de Espinosa del Rey (Toledo):

Estando un pastorcillo sentadito en su cabaña,
vio de venir siete lobos y en medio la loba parda;
y venían echando a suertes para a ver a cuál le tocaba,
la ha venido a tocar a la pobre loba parda.
–Loba parda no te arrimes o tendrás mala llegada.–
Dio dos vueltas a la red y no pudo sacar nada.
Ha dado otra media vuelta y sacó la cordera blanca,
la que tenían los amos para el día de la Pascua.
–¡Arriba, mis siete cachorros y perra trujillana!
Si me cobráis la cordera, tenéis doble ensenada,
siete calderos de leche y otros tantos de cuajada.–
Han corrido siete leguas entre cerros y montañas.
Al bajar un arroyuelo y subir una costana,
han cogido a la loba parda.
–Toma tu cordera, viva y sana como estaba.
–Yo no quiero a mi cordera, que estará baboseada,
lo que quiero es tu pellica, para hacerme una zamarra;
de las orejas pendientes, para que se los ponga mi ama,
los colmillos para cuchillos, para que corte el pan mi ama,
y de los huesos cucharas,
y del rabo haré agujas, para coserme las bragas.


Versión de Pola de Lena… (en asturianu)
Tando yo na mio choza,
pintando la mio cayada,
les cabres diben altes,
la luna rebaxada.
¡ Mal barrunten les oveyes!:
non paren en la mayada.
Vi venir siete chobos
per una escura cañada.
Veníen chando a suertes
cuál entrará en la mayada.
Tocó-y a una choba vieya
patituerta, canosa y parda,
que tenía los colmiechos
como puntes de navaya.
Dio tres vueltes al redil,
y non púo sacar nada.
A la otra vuelta que dio
sacó la borrega blanca,
fía de la oveya churra,
nieta de la oreyisana,
la que teníen mios amos
pal domingo de Pascua.
– ¡Aquí, mis siete cachorros;
aquí, perra trujillana;
aquí, perru el de los fierros:
correy a la choba parda!
Si me cobráis la borrega,
cenaréis leche y fogaza;
y si non me la cobráis,
cenaréis de mio cayá.
Los perros tras de la choba,
les uñes se esmigayaben.
Siete chegües la corrieron
per unes sierres muy agries.
Al xubir un catanitu,
la choba ya va cansada.
– Tomay, perros, la borrega,
sana y buena como taba.
– Nun queremos la borrega,
de tu boca achobadada,
que queremos tu pelleya,
pal pastor una zamarra;
el rabu, pa correes,
pa atacarse les calces;
de la cabeza, un zurrón
pa meter les cuchares;
les tripes, pa vihueles
pa que bailen les dames.

Versión de Los Barrios (Cádiz), cantada por Isabel Romero:
Estando un pastor sentado tranquilo en su majada
vio de llegar a una loba derechita a su camada.
-Detente, detente, loba, no llegues a la camada,
que tengo siete cachorros y una perra torbillana.
-Yo no temo a tus cachorros ni a tu perra torbillana,
que tengo siete colmillos como puntas de guadaña.
Se le ha acercado la loba, y ha llegado a la majada,
se llevó una oveja blanca, la mejor de la majada.
-Andad, mis siete cachorros y mi perra torbillana
que, si acaso la cogéis, tenéis la cena sobrada
y si no me la cogéis, la horca está preparada.
Siete leguas han corrido, por unas tierras muy llanas
y otras siete van corriendo, por los cerros y cañadas,
debajo del paraiso cayó la loba cansada.
-Toma tu ovejita blanca, viva y sana como estaba.
-Lo que quiero es tu pellejo, pa el pastor una zamarra,
de tus patas un banquete, para que se siente el ama,
de tu cabeza un zurrón, para meter las cucharas.

Versión de Malcocinado (Badajoz):
Estando yo en la mía choza pintando la mi cayada,
Vi de venir siete lobos por una oscura cañada
Venían echando a suertes a ver a quién le tocaba.
Le tocó a una loba vieja, patituerta, cana y parda,
Que tenía los colmillos como puntas de navaja.
-«Dónde vas loba maldita, dónde vas loba malvada »
-« Voy por la mejor borrega que tengas en la majada »
Dio tres vueltas al redil y no pudo sacar nada
Ya la otra vuelta que dio sacó una cordera blanca.
-«Aquí mis siete cachorros, aquí mi perra guardiana,
que si matáis a la loba, la cena veréis doblada»
Los perros tras de la loba, las patas estirazaban
Siete leguas la corrieron por vegas y por montañas.
Al saltar un arroyuelo, la loba ya está cansada
-« Tomad perros la borrega, buena y sana como estaba»
-«No queremos la borrega de tu boca maltratada,
que queremos tus pellejos :Pal’pastor una zamarra
de tu cabeza un zurrón para guardar las cucharas,
de tus orejas pendientes y de tus patas polainas,
las tripas para viruelas :saque bailen las muchachas. »

loba parda

Date un respiro en la lectura, y escucha una canción de este romance popular universal:

Pincha en este enlace:

http://canales.nortecastilla.es/pueblos/mp3/30pista15.mp3

(Procedencia: Cervillego de La Cruz (Valladolid) / Fuente: Fundación Joaquín Díaz)


Versión de Ventrosa de la Sierra.(Rioja):
Estando yo en mi chozuela pintando la mi cayada
vide venir siete lobos por una grande cañada
venían echando suertes a ver a quién le tocaba
le tocó a una lobita por su suerte desgraciada
dio tres vueltas a la rede y no pudo sacar nada
dio otra media vuelta sacó una ovejita parda
prima de la oveja negra nieta de la oveja parda.
-¡Arriba!, siete cachorros y ¡abajo!, pperra guadiana
que si la loba comieseis tendríais cena doblada
siete calderos de leche y otros tantos de cuajada-.
Los perros al oír ésto los dientes les hacen agua
por detrás baja el pastor con la navaja afilada.
-Por Dios te pido, pastor por tu vida yy por tu alma
toma, toma tu borrega sana y buena como estaba.
-No quiero yo mi borrega que la tienes maltratada
sólo quiero tu pelleja pal pastor una zamarra
las orejas para guantes para la hija del ama
los huesos de las canillas también los quiero pa flautas
el culo para hormiguero pa que entre la hormiga y salga.

Versión de Almazul (Soria):
Estando en la bichoza, pintando la mi cayada;
Las cabrillas altas iban, la luna muy rebajada.
Ir de venir siete lobos, por una oscura cañada;
Venían echando suertes, cual entraría en la majada.
Le toco a una loba vieja, patituerta, cana y parda.
Que tenía los colmillos, Como puntas de navaja.
Dio tres vueltas al redil, y no pudo sacar nada;
a la otra vuelta que dio, sacó la borrega blanca.
Hija de la oveja churra, nieta de la oveja ysana;
La que tenían mis amos, para el Domingo de Pascua.
¡Aquí, mis siete cachorros! ¡Aquí, perra trujillana!
¡Aquí, perro de los hierros! ¡A correr la loba parda!
Si me cobráis la borrega, cenaréis leche y hogaza;
Y si no me la cobráis, cenaréis de mi cayada.
Los perros tras de la loba, los unos se esmigazaban;
Y al subir un cotorrito, la loba ya va cansada.
Tomad perros la borrega, sana y buena como estaba;
No queremos la borrega, de tu boca alobadada.
Que queremos tu pelleja, pa´l pastor una zamarra.
La cabeza pa´un zurrón, para meter las cucharas.
Las tripas para vigüelas, para que bailen las damas.

Este romance se recitaba también en La Seca. Seguro que también se cantaba; pero yo no lo recuerdo.
La Seca era un pueblo de pastores. Y un pueblo de paso hacia la próxima montaña. Y los pastores, de ida y vuelta, traían y llevaban esta canción en su zamarra…

Versión más aproximada a la de La Seca:

Estando yo en la mi choza pintando la mi cayada,
vi venir a siete lobos por una oscura cabaña;
venían echando suertes cuál entrará en la majada.
Le tocó a una loba patituerta, cana y parda,
que tenía los colmillos como puntas de navaja.
Dio tres vueltas al redil y no pudo sacar nada;
a la otra vuelta que dio sacó la borrega blanca,
hija de la oveja churra, nieta de la orequisana,
la que tenían mis amos para el domingo de Pasuca.
–¡Aquí, mis siete cachorros y mi perra trujillana,
y mi perro el de los hierros, a correr la loba parda!
que, si me matáis la loba, comeréis cena doblada,
y si no me la matáis, cenaréis de mi cayada.–
Siete leguas la corrieron por unas sierras muy altas,
al subir un cotarrito, la loba ya va cansada.
–Tomad, perros, la borrega, sana y buena como estaba.
–No queremos la borrega de tu boca, loba parda,
que queremos tu pelleja pa el pastor una zamarra,
tus tripas para correas, para que se aten las damas.
….

Quiero adornar con música, otra vez, la versión de mi pueblo natal, La Seca.
Con una música y una voz extremeña, tan unidas a nuestra tierra desde siempre:
Pincha en este enlace para escuchar la canción:

http://www.paseovirtual.net/musica/loba.wma 

                            lupus

(Procedencia: Belén (Cáceres) / Fuente: Paseo Virtual por Extremadura)

Mi corazón lo tengo dividido por el amor a dos riberas: la del Bernesga, que me vió nacer; y la del Esla, que me embriaga desde hace más de treinta años, en San Miguel de Escalada…
Justo al otro lado del río, en Villalquite, se cantaba este romance, con estos versos particulares:

Versión de Villalquite:
Estando un pastorcito pintando la su cayada,
viera venir siete lobos por una vega muy larga;
venían echando suertes sobre cuál hacía la caza.
Siete vueltas dio a la rede en sin poder sacar nada;
de las siete pa las ocho una cordera agarraba,
de la oveja que la llaman que la llaman la encerrada.
–Deja ésa y coge otra, que a ti lo mismo te daba.
–No quiero, pastor cornudo, que a mí no se me da nada;
no tengo miedo a tus perros ni a la tu perra Guadiana.
–¡Arriba, siete cachorros, y abajo, perra Guadiana,
y arriba, el Correón!,
que, si me cogéis la loba, la cena tendréis doblada:
siete calderos de leche y otros tantos de cuajada,
siete torrejas de pan y eso ha ser de la mi hogaza;
y si no me la cogéis, ha de ser con la cayada.–
Corrieron las siete leguas, todas siete abarbechadas,
y al entrar de la lobera la agarran por una pata.
–Tomad vuestra cordera, perros, sana y viva como estaba.
–No queremos la cordera después de maltratada;
queremos el tu pellejo pa`l pastor una zamarra,
si acaso sobrase algo, unos guantes para el ama;
las orejas pa dedales, para segar la cebada;
las uñas para alfileres, para prenderse las damas.

Para rematar, pincha en este enlace, y escucha otra versión cantada del romance:

http://usuarios.lycos.es/cabezadelcaballo/cancionesmp3/04/lalobaparda.html

(Versión de :(Cabeza del Caballo (Salamanca)…???)


Espero que os haya gustado…    Alfredo

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ROMANCE DE LA LOBA PARDA

  1. Isabel dijo:

    Este romance me lo enseño mi padre granadino,a mi que naci en Vizcaya.Siempre lo he llevado guardadito en mi memoria con mucho celo de no perderlo en elolvido.Tuve una gran amiga,fallecida hace años,extremeña,emeritense,y pronto nos dimos cuenta de que teniamos una memoria común,aún separada por tantos años y kilómetros:el romance de la Loba Parda.Esto,si cabe,nos unió aún más.Tan sólo había una diferencia,en mi poema las tripas de la loba eran para cuerdas…pa que salten las zagalas.Gracias por contribuir a perpetuar estos bonitos recuerdos.

  2. Asoc. socio-cultural dijo:

    Versión de la Loba parda recogida en Liébana, Viñon. CantabriaLA LOBA PARDA.Estando yo en la mi choza remendando mi chamarra vide venir siete lobospor una oscura cañada.Venian echando a suertesquien entraba en la majada le toco a una loba vieja patituerta cana y parda que tenia los colmillos como puntas de navajas.Dió tres vueltas a redil y no pudo sacar nada y a otra vuelta que diosaco la cordera blancahija de la oveja churranieta de la orejisana,la que tenían mis amos para el domingo de pascua.Ahí mis siete cachorros ahí mi perra trujillana ahí perro el de los hierros a correr la loba parda.Si me cobráis la borrega cenareis leche y hogazay si no me la cobráiscenareis de mi cachaba.Sietes leguas la corrieron por unas sierras muy agrias y al subir a un cotorrito la loba ya va cansada.Tomad perros la borregasana y buena como estabano queremos la borrega de tu boca alobadadaque queremos tu pelleja pal pastor una chamarra,de la cabeza un zurron pa meter las cucharas,las tripas pa vigüelas pa que toque mi amay el rabo pa correas pa atacarse las bragas. Recogida en Viñón: Julián Posada Gómez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s