EL DESAFÍO

 
la seca 2la seca 3la seca

De mis vivencias infantiles en La Seca, tengo en mi memoria una especie de nebulosa, mezcla de fantasía y de historias verdaderas. La fantasía me la alimentaba la imaginación de mi abuela materna. (Alguna vez os he hablado de ella. Era una verdadera "cuentacuentos")… Y los hechos reales los llegué a reconocer después, cuando mi mente calenturienta se enfrió con el paso de los años, y acabé descubriendo las cosas como eran. Pero, en realidad, las cosas fueron entonces como fueron. Quiero decir que para mí sucedieron así: como las conserva mi memoria, alimentada por la imaginación y la fantasía.

Hubo en La Seca una época en que varias familias de extremeños llegaron a vivir entre nosotros. Y hoy siguen viviendo sus herederos. Vinieron primero algunos hombres, pastores recios. Luego arrastraron a sus hermanos y primos. Más tarde, a sus hermanas, padres y abuelos. Al principio eran hombres de paso, como sus rebaños. Pero llegaron a cambiar su forma de vida, y se quedaron a vivir, fijos, entre nosotros. Y nos trajeron su cultura profunda, enraizada en la tierra. En el terruño, más que en la tierra.

"Éranse dos familias de extremeños que estaban compuestas de dos hijos y una hija, junto a sus padres, la primera; y de tres hijos, huerfanos de madre, la segunda. Los patriarcas de ambas familias eran hermanos entre sí. Por lo que los hijos eran primos hermanos. Los hombres jóvenes que tenían una hermana en su casa, la mimaban como si fuera la niña de sus ojos. La hembra, aunque una niña todavía, era toda una mujer: bella, atractiva, alta y morena. Los hijos del hermano viudo no se habían integrado muy bién con la gente del pueblo. Sobre todo el menor de los tres, que tenía un aspecto taciturno"… Esta podría ser una crónica-ficción. "Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia".

La historia "real" que conserva mi fantasía fue esta: Hubo una vez en la aldea un desafío… Quizás fuera muy parecido a este, que dibuja admirablemente José María Gabriel y Galán:

 

     http://www.blogger.com/img/videoplayer.swf?videoUrl=http://vp.video.google.com/videodownload%3Fversion%3D0%26secureurl%3DqAAAAJRKzAPfu3a7ks9WIkYJqTH4fGPeKd3JBVPe1w4fiJ8GbJ5bB9BryLNFb-etw0KvCg-HHcPn8odASiFaNTVjN0MRYt9bCn7BTG3auKVba1dnp8Wotp-tzJ1S1lN9gjUOJO3TKfjiOoAjE_Uc2dnGtIcVQnHgsiZoqORwEvFLTu_uQYgS5-jq0enTkhIjgQOo9bZ5PIGI_U-0–KlfXKHLwcOT9NT3VmGmvw_0mFTJooR%26sigh%3DAHfSSxT8AuzBJqJ_BWx0-OjEttQ%26begin%3D0%26len%3D86400000%26docid%3D0&nogvlm=1&thumbnailUrl=http://video.google.com/ThumbnailServer2%3Fapp%3Dblogger%26contentid%3D1bb3edf283dcfbf%26offsetms%3D5000%26itag%3Dw320%26sigh%3DrgJJ5PzwqLV9CD1oVGC-k105V0Q&messagesUrl=video.google.com/FlashUiStrings.xlb%3Fframe%3Dflashstrings%26hl%3Den  

"El desafío"

La historia real – la verdadera – fue que la riña se mantuvo con navajas de por medio. Y con sangre. Aunque sin llegar a muerte. Decía la lengua fantasiosa de mi abuela que el joven taciturno estaba enamorado de su prima. Y que los primos, – hermanos de la morena -, no se lo consintieron…

Yo lo tengo en mi memoria como si fuera una leyenda.

Contar secretosContar secretosContar secretos

…………..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s