BAYEUX, MA ENVIE

  
 
Bayeux, mi envidia:
 
Acabo de regresar de un viaje imaginario. De un viaje fantástico y envidiable. Quiero decir: lleno de fantasía y de envidia sana.  Y ha sido sin moverme de mi casa.  
 
Hace unos meses, mi amiga Helena (de Ítaca) nos contó cuatro simples detalles de  Bayeux, en Francia. Y a mí al menos, me metió la envidia y la fantasía en el corazón y en la cabeza.  Y en el viaje de esta misma tarde me ha crecido lo fantasioso y la envidia, casi a partes iguales. Si en Bayeux, con un simple (¡aunque bien hermoso!) tapiz hacen algo como esto… ¿qué no podríamos hacer aquí en León con el Beato de Maio? Quiero decir: ¿aquí en San Miguel de Escalada, con nuestro Beato de Escalada?  
 
 
    
Tengo la tentación de poneros aquí muchos tapices "mágicos". Quiero decir: de Magio, – al que a mí me gusta decir Maio…  Algunos ya son visibles. Otros están en los talleres, esperando. Y algunos más, pudieran comenzar a elaborarse. Sólo hacen falta algunos euros, ¡y muchas ganas!
 
Os lo digo en serio: lo fantástico es posible, ¡y realizable!  Para sanar la envidia. La envidia sana. 
 
(Continuará)
 
Bombilla  
    
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a BAYEUX, MA ENVIE

  1. hereje dijo:

    bueno, bueno…
    qué genial
    me ha encantado ver el tapiz animado.
    seguramente es lo q el autor quiso hacer sumando su arte para componer con la imaginación de los que lo veían.
    lamentablemente estamos escasos d imaginación hoy día, pero esta animación nos lo compensa
    repito: genial el tapiz, y genial la animación

  2. ITACA dijo:

    ¡IMPRESIONANTE! Me ha emocionado ver como ha cobrado vida al tapiz. Me he dejado llevar por las imagenes y me he trasladado al siglo X. Estoy en San Miguel de Escalada y desde el Priorato miraba valle abajo. La vendimia estaba en pleno apogeo. Canastos llenos de uvas cargados en carros tirados por bueyes. Los frailes preparan ya sus barricas para albergar el vino. Sobre la mesa veo una hogada de pan y lo que dan estas tierras, queso, higos, moras y alguna nuez aún verde. En el centro la jarra de barro llena de vino del año anterior. Fuera se huele la fiesta de la vendimia, dentro del monasterio silencio y oración……………………
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s