LOS “EYA, VELAR” DE LA “ALJAMA” DE PUENTE CASTRO

 

            Nota

Puente Castro

El término aljama (del ŷāma’aʻ, «conjunto de personas») en castellano ha sido tradicionalmente usado para referirse al conjunto de judíos de una localidad (especialmente ŷāma’ al-yahud, «conjunto de los judíos»).La aljama era pues la junta de judíos en España durante la Edad Media. También podía ser referida como judería, o incluso como la misma sinagoga judía. Aparece ya con este significado en un poema de Gonzalo de Berceo en fecha tan temprana como 1220:

¡Eya velar, eya velar, eya velar!
Velat aljama de los judíos.
¡Eya velar!
Que non vos furten al Fijo de Dios.
¡Eya velar!
Ca furtávoslo querrán …

(1)

La aljama en la Corona de León (y más tarde de Castilla) también tenía un valor económico y fiscal. Aljama era la comunidad judía que autogestionaba la recaudación de los diversos impuestos que la monarquía imponía sobre ellos (que eran considerados súbditos directos del rey). Así, una localidad con aljama se encargaba de la recaudación de los impuestos de su comunidad y de otras que le eran anexas, normalmente en localidades cercanas. Así, la existencia en una localidad de una aljama viene a indicarnos que tenía una cierta entidad y cantidad de población, a la par que organización interna que le permitiese hacerse cargo de la recaudación y la organización fiscal de una serie de localidades.

(fuente: Wikipedia)

La aljama

de Puente Castro (León) fue tan importante que estuvo habitada por unos mil judíos, en la época en que León no alcanzaba las tres mil almas cristianas, entre el año 905 y 1196, cuando fue saqueada por Alfonso VIII de Castilla y Pedro II de Aragón. Quienes pudieron salvarse parece que se refugiaron en León y se asentaron en el barrio de San Martín que, de esta forma, se convirtió en el barrio judío de León. La ciudad destruida nunca más estuvo ocupada. Por ello, las recientes excavaciones arqueológicas han podido sacar a la luz importantes vestigios de su traza que sirven para estudiar el urbanismo altomedieval de este enclave judío leonés…

 

(1) Poema completo de Gonzalo de Berceo

 

Cántica

de Gonzalo de Berceo

 

¡Eya, velar! ¡Eya, velar! ¡Eya, velar!

Velat, aljama de los judíos,
¡eya, velar!,
que non vos furten al Fijo de Díos.
¡Eya, velar!
Ca furtárvoslo querrán,
¡eya, velar!,
Andrés e Peidro et Johán.
¡Eya, velar!
Non sabedes tanto descanto,
¡eya, velar!,
que salgades de so encanto.
¡Eya, velar!
Todos son ladronciellos,
¡eya, velar!,
que assechan por los pestiellos.
¡Eya, velar!
Vuestra lengua tan palabrera,
¡eya, velar!,
havos dado mala carrera.
¡Eya, velar!
Todos son omnes plegadizos,
¡eya, velar!,
rioaduchos mescladizos.
¡Eya, velar!
Vuestra lengua sin recabdo,
¡eya, velar!,
por mal cabo vos ha echado.
¡Eya, velar!
Non sabedes tant de engaño,
¡eya, velar!,
que salgades ende este año.
¡Eya, velar!
Non sabedes tanta razón,
¡eya, velar!,
que salgades de la prisión.
¡Eya, velar!
Tomaseio e Matheo,
¡eya, velar!,
de furtarlo han gran deseo.
¡Eya, velar!
El discípulo lo vendió,
¡eya, velar!,
el Maestro non lo entendió.
¡Eya, velar!
Don Philipo, Simón e Judas,
¡eya, velar!,
por furtar buscan ayudas.
¡Eya, velar!
Si lo quieren acometer,
¡eya, velar!,
¡oy es día de parescer!
¡Eya, velar!
¡Eya, velar! ¡Eya, velar! ¡Eya, velar!

 

La cántica de Berceo es como una sarta de ocurrencias rimadas, que pudieran ir soltando los componentes de un grupo de soldados en una noche de guardia. Los más atrevidos e inspirados se ocupan de las estrofas; y el coro va repitiendo el estribillo, monocorde y estridente, para no dormirse, ni para dejar dormir a los demás. El "eya, velar" es algo así como "¡Ea, mantente en vela!". Gonzalo de Berceo fue, en este caso, el recuperador de una trova popular, más que un inspirado poeta creativo y personal.

Aljama es una Asociación de Vecinos (ciudadanos leoneses), – aljama (del ŷāma’aʻ, «conjunto de personas» -, del barrio histórico y antiguo de Puente Castro, al sur de la ciudad de León. La Aljama de hoy de Puente Castro no tiene sinagoga (aljama), pero en la actualidad nos repite a menudo estribillos populares: de queja y de protesta; de alerta y de alarma. Porque siguen siendo necesarios. Como los "eya, velar" de Gonzalo de Berceo. ¡Sí, señor!.

¿No se lo creen?

Pues: ¡ vean, vean !:  ASOCIACIÓN DE VECINOS "ALJAMA" león 

                                          PUENTE CASTRO (León)

gatoetno

………….

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Organizaciones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LOS “EYA, VELAR” DE LA “ALJAMA” DE PUENTE CASTRO

  1. Manuel dijo:

    Gracias otra vez, Alfredo, por desvelarme esta Historia de la que yo tenía apenas unas vagas referencias. Manuel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s