LA LUZ, POEMA CON IMÁGENES

 
La luz


La luz me atrae.
La luna me alucina,
con un embeleso que llega a ser embrujo.


La luz me atrapa.
Las ténues telarañas

me enganchan, tejiendo y destejiendo
mi apego por la vida.

La luz me encandila.
Me hace vivir en primavera;
me deslumbra en invierno

La luz me llama.
En el otoño es una puerta, entreabierta,

que me tienta;
es un escalón de fulgor,
un suelo brillante,
camino
de piedra y resplandor

La luz me apunta
al cielo.
Los arcos en ojiva,
los ábsides dorados, me llevan
al éxtasis,
que es un arrobamiento,
una elevación hacia un dios trino.

La luz me recuerda
el alma
que brilla por encima
del barro y de la piedra,
y adivina
la contraluz de una ventana
lejana y estrecha,
más allá de la vida.

……………..

Un poema personal, – por eso mismo -, es complicado, árduo, inefable…
Escrito sólamente, es aburrido. Si lo hacemos visual, las imágenes quizás lo expliquen un poco y lo hagan perceptible…
Si, además, lo transformamos en audiovisual, tal vez lo hagamos admirable.
Ésta es mi prueba:

       

Película

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s