JOSÉ LUIS PUERTO RECITÓ SU POESÍA EN CUBILLAS DE RUEDA

 

 

El sábado, 13 de diciembre de 2008, hubo en Cubillas de Rueda un recital de poesía. ¡Qué extraño! Son cosas increibles que trae la Navidad. Y, según creo, el cura de estos pueblos. Porque no sólo de misas y rosarios viven los hombres – y las "beatas" – de esta tierra.

Yo me enteré tarde. Lo había visto en los carteles pegados a la puerta de los bares de estos pueblos. Me lo recordó el cura, comiendo de Villahibiera. Pero no pude modificar mis planes. Y me quedé con ganas de asistir a esa velada poética, que debió ser como una misa laica. El celebrante fue José Luis Puerto, a quien no conozco más allá de las fotos. Y hoy: de ver su semblante sereno, en una ráfaga, al lado del cura que hacía de anfitrión. Tampoco conocía su obra, que ahora he picoteado en la Biblioteca Virtual "Miguel de Cervantes".

José Luis Puerto n

ació en La Alberca (Salamanca), en 1953. Estudió en la Universidad de Salamanca, licenciándose por la misma en Filología Románica. Catedrático de Lengua y Literatura de Instituto de Enseñanza Secundaria, ha desempeñado la docencia en Sevilla, Segovia y, actualmente, en León.
En Segovia, co-dirigió Encuentros. Revista de Literatura, de la que aparecieron 22 números. Y creó -y dirige- la colección poética Pavesas. Hojas de poesía, en la que han aparecido poemas de Juan Ramón Jiménez, Valente, Colinas, Aníbal Núñez, Carriedo… y traducciones de Celan, Merton, Mallarmé, Keats, Tomlinson…; y con viñetas de Chillida, Tàpies, Saura…
Ha participado -como poeta y como secretario de Rafael Alberti- en cursos de verano de El Escorial (de la Universidad Complutense) y de otras universidades. Ha leído sus poemas en distintos foros (universidades, diversas instituciones públicas y privadas, Círculo de Bellas Artes…). Ha dado charlas sobre literatura y etnografía en distintos foros. Y colabora con frecuencia en revistas y publicaciones literarias, con trabajos de creación y críticos (sobre San Juan, Fray Luis de León, Clarín, Mª Teresa León, Eugenio de Nora, Valente, Gamoneda, Colinas, Jiménez Lozano…).
En León, creó y dirige la colección literaria Cuadernos del Noroeste, que ha publicado textos de Juan Ramón Jiménez, A. Colinas, A. Gamoneda, Jiménez Lozano, Verlaine y G. Carnero. Y creó y co-dirige la colección de arte y literatura Plástica & Palabra, editada por la Universidad de León y que ha publicado textos de Günter Brus, Lucebert y Valcárcel Medina.
Aúna la creación poética y literaria, la investigación etnográfica, la crítica de arte y la traducción de poesía portuguesa (Andrade, J. de Sena, Bento, Helder, Júdice, Al Berto…).
 

 

Voy a poner aquí tres poemas (o uno solo en tres), que bien podrían aplicarse también a esta tierra, que sin duda conoce muy bien:
 

Visión de las ruinas

(Monasterio de Santa María de Gracia, San Martín del Castañar)

1

En la tarde de julio

Fuimos buscando el valle:

Mejorana, chaguarzos, geometría quebrada

Del cuarzo por los suelos,

Los insectos zumbando en los bosques de robles.

Seguimos el camino Entre tierra y chinarros,

Castañares tan frescos en los prados

Que pastaban las vacas con sus sones de esquilas.

Y en la mitad del valle

En aquella ladera ensimismada,

De pradales y robles y negrillos

Y de acequias y caños

Que desciende hacia el pueblo,

Vimos rotos los muros,

Quebradas las techumbres,

Hundido ya en la tierra el templete del agua

De aquel recinto sacro

Donde oraron los monjes.

 

2

Donde oraron los monjes

Hoy las zarzas

Hoy cornisas caídas, esgrafiados maltrechos

Hoy grietas que recorren la frente de los muros

Hoy lagartos que al sol su latir aletargan

Hoy boscaje en las sobrias estancias de otro tiempo.

Donde oraron los monjes

Trepan hiedras

Por el templo, los atrios y por el refectorio

Cuyo púlpito al aire predica desamparo,

Trepa el olvido por los muros.

Los negrillos

Elevan su verdor hacia un cielo limpísimo.

Donde oraron los monjes

La maleza

Reina con el descuido de los hombres, del tiempo

Los signos se diluyen por entre los ramajes

Dovelas menos frágiles esperan las arcadas

El sueño busca un tiempo de oraciones y cánticos

Donde oraron los monjes

 

3

Si algún día conociera

Las ruinas que en mí habitan:

Arquitrabes maltrechos, pechinas que al ceder

Hunden todas mis cúpulas,

Sillares en desorden que ya no forman muros

Los muros tan derruidos

De este mi corazón.

Por qué sendas llegar al valle de mis ruinas

Cegadas por las zarzas, tupidas por los árboles

De un desamparo antiguo;

Dónde encontrar el valle

Tan lleno ya de sombras

En que mi monasterio se alberga tan oculto.

Erigir, levantar

He aquí nuestra tarea,

Sobre ruinas, cenizas, sobre limos

¿Mas con qué materiales sobre tantos despojos?

Convocar la memoria

Que desbroce la noche

Que desbroce las ruinas, que desbroce la muerte

Y levantar los muros

De otro tiempo ya nuestro.

 

@@@@

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s