Tieso como la mojama

 
     Ayer subí expresamente hasta nuestro Priorato, por ver si habían comenzado las tan cacareadas obras de restauración. Y sí, han comenzado. "Por el tejado". Y también por el cartel. ¡Vamos: que por cartel no quede!  Para honra y gloria de La Junta de Castilla y León. Y de Europa, que "impulsa nuestro crecimiento", como reza el tablón. 
 
 ¿Y las obras?. Bien:  Están desmontanto el tejado del norte del templo mozárabe, abriendo una zanja en el perímetro de los ábsides de la misma iglesia, se supone que para quitar – ¡de una vez por todas! – las humedades… Y poco más. Han puesto una bufanda verde alrededor (la valla de las obras), que impide el paso y la vista. De momento se salvan las entradas del sur de las dos iglesias.  
 
 
 
          Dentro, alguien ha dejado un ramo de rosas a los pies del altar del ábside central. Las flores están frescas aún. ¡Cómo si no! ¡Con el fresco que hace en el interior!…  
 
 
                                   Dentro, además de frío,  está oscuro. Detrás de la puerta cerrada que da al "chorum" situado entre el ábside del sur y la torre de San Gonzalo, está oscuro.  Afuera, el día está radiante, el cielo azul y limpio, y el sol aprieta, obligando a un perro que ha subido desde el pueblo a ponerse a la sombra de la caseta del guarda. Pero dentro… "¡No sé que pasa, que lo veo todo negro!"
 
 
Salgo por la puerta del Abad Sabaríco, cerca de la ventana geminada, y me dispongo a entrar en el Bodegón de Los Abades, al final de los arcos. En un ríncón del muro, casi en el suelo, observo un bulto negro, como intentando colgarse de la pared. Desde el techo me llegan varios chillidos, como ayes pingando de las rendijas que quedan entre el techo de madera y la piedra de la iglesia románica, encima de la puerta.  Las quejas son de murciélagos. Y el bulto negro del suelo, también… Pero el bicho diminuto no dice ni ay. Me acerco, y noto bien pronto que está "más tieso que la mojama".   ¿Será una alegoría,  o una premonición?
 
 

 

La  expresión coloquial tieso como la mojama, (palabra que viene del árabe y significa seco), es la forma de decir que nuestras carteras están vacías.

 En Europa, la que "impulsa nuestro crecimiento", dicen algo así:

 Los británicos, con sus connotaciones acerca de la comida, se quejan por no tener ni dos habichuelas que juntar, not have a been to rub together.  La expresión alemana, arm wie die Kirchenmäuse,  o la inglesa, poor as a church mouse, vienen a decir que alguien es más pobre que el ratón de una iglesia, o que pasa más hambre que el perro de un ciego español. El francés utiliza las connotaciones religiosas para expresar la falta de liquidez, diciendo que alguien es pauvre comme Job, tan pobre como Job. Los italianos dicen que están al verde, essere al verde, mientras que los británicos se acuerdan del color rojo de sus cuentas bancarias, al estar in the red. Los franceses que se encuentren en la situación de ne pas avoir un rond (no tener ni un duro), exclaman que están fauché (segados)…

 

A mí el presupuesto de inversión que se presume en el cartel me parece una "mojama"… 

Taza de café

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tieso como la mojama

  1. ITACA dijo:

    Si no teniamos bastante con un "esparavan" ahora tenemos un nuevo "estaribel". Al menos este tiene una utilidad publicitaria para la empresa Decolesa, la junta y la U.E. Esperemos que se retire al termino de las obras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s