de alfolí, a museo etnográfico

 
"En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser."
SHAKESPEARE, William
Poeta y autor teatral inglés.
 
 

 
Ayer estuve en Nava de los Caballeros. Lo visito a menudo. A veces sólo para robar la paz de sus calles desiertas. Algunas, para ver cómo va la restauración de su alfolí…  Alfolí, ¿recuerdan?.  ¡Qué palabra tan preciosa!
 
La obra va bien. Casi ya terminada. Pero yo no diría tanto de la restauración… El edificio es demasiado "nuevo". Como si fuera un cubo nuevo,  de canto rodado, "puesto ahí por el ayuntamiento". Y es que olvida su razón primigenia:  alfolí,  panera,  almacén para el grano y la sal.  Ahora dicen que puede llegar a ser un museo de cachibaches antiguos. Y ya  han llenado la sala con estanterías, que parecen jaulas de alambrera, para meter los jilgueros añejos de la cultura de la agricultura… ¡Qué dolor!
 
   
 
Una cosa me alegra. Por lo menos el alfolí está en pie.
 
En la calle de atrás, tropecé con un rebañito de gallinas, cacareando, y escarbando entre las ortigas y la broza de las sebes. Y un gallo mandón, chulo como un "chulo de putas", "kikiricando", como un jilguero ligón.    
 
Era el Gallo Quirico de Nava de los Caballeros   …
 
  Miradlo:
 
Película
 
 

    
Película
 ………………
 
    
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Organizaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s